Inicio > Uncategorized > Poesía a Jesús Nazareno, de Francisco Luque López

Poesía a Jesús Nazareno, de Francisco Luque López

Fotografía de Francisco Luque López

Hace unos días recibí un correo en la cuenta elparigolon@hotmail.com de Don Francisco Luque López, en la que me remitía una composición poética dedicada a Nuestro Padre Jesús Nazareno, que está a punto de volver a la Capilla, tras haber sido sometido a una importante proceso de restauración en una de las instituciones más prestigiosas, el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, con sede en la Cartuja.  Agradezco a Francisco Luque su amabilidad al permitir que sea EL PARIGOLÓN donde su composición vea la luz.

Lucena entera duerme,
se oye un agudo sonido;
es la Hermandad de tambores
que va realizando el paseillo.
Por dónde pasan
despiertan a Lucena
que madruga para ver al Señor
impartir la bendición.
¿Acaso hay mejor despertar
para el devoto madrugador?
Ahora es otro el que suena,
reloj de la Capilla.
“¡Vámonos!”
Le dice el manijero a su cuadrilla.
Ya asoma “el de las espigas”
alumbrando la oscuridad,
camino del Calvario,
portando la cruz dónde morirá.
“¡Al hombro!”
Y comienza a caminar,
el reo al compás del tambor
en la penumbra de la madrugá.
Cada aguda nota del torralbo
es un quejío de Nuestro Padre,
más sigue en pié
por no hacer sufrir a su Madre.
Implora misericordia el pueblo
en cada estrofa del Miserere,
más es imposible no rememorar
todo lo que Jesús sufriere.
Y llegó el momento,
es la hora.
Bendices a tu pueblo,
ya que tu bondad nazarena siempre perdona.
Te adentras en la judería,
allí recuerdas tu infancia,
miras atras en el tiempo…
¡Qué injusta esta desgracia!
Nunca imaginaste
que cuándo a tu padre le acercabas los tableros
hoy se convertirían
en éste, tu madero.
Nunca imaginaste
que tú, rey del cielo,
serías clavado
en éste, tu madero.
Y nunca imaginaste,
Padre Eterno,
que por salvar a tu pueblo
acabarías en este, tu madero.
Y llega el mediodía
y con el todo se niebla.
Poquito a poco se apaga nuestra luz,
esa luz que nos guía y eres tú.
“Padre perdónalos,
porque no saben lo que hacen…”
Y se apaga la luz…
“Requiem en pacem”.
Termina el Viernes Santo,
y aunque nos duela su defunción,
es alivio para Nuestro Padre
que al fin termina su injusta aprisión.

Foto de Nuestro Padre, también remitida por Francisco Luque
ALABADO SEA JESÚS SACRAMENTADO
BENDITA SEA LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA VIRGEN

Anuncios
Categorías:Uncategorized
  1. Francisco Luque
    10 enero, 2012 en 15:31

    Gracias a usted Don Ricardo, por hacer posible que los humildes sentimientos de un cofrade vean la luz en este blog. Un saludo!

    • 10 enero, 2012 en 20:23

      De nada Francisco, y por favor, no me llames de Vd. Te animo a que me remitas más fotografías y, si quiers, más composiciones poéticas. Un saludo.

  2. Jorge Ruiz
    12 enero, 2012 en 20:04

    Hermosas letras que aclaman el sentimiento religioso de un pueblo!!
    Dios los bendiga!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: